¿Qué es un E-commerce?

E-Commerce es un término que se utiliza a menudo y ya es parte de nuestra vida diaria. Conoce aquí un poco más acerca de qué es, las diferentes modalidades y sus ventajas.

En cuanto a concepto, e-commerce, que en español es comercio electrónico es la actividad comercial que se realiza a través de Internet. Abarca el marketing, compra, venta e información sobre productos y servicios.

Con frecuencia se tiende a pensar que e-commerce y eBusiness son términos equivalentes, pero no es cierto. Se trata de dos actividades que, si bien pueden estar relacionadas, en esencia son diferentes.

El e-commerce consiste en las transacciones que involucran un vendedor y un comprador; por otra parte eBusiness se refiere al conjunto de elementos y acciones necesarias para hacer funcionar una tienda online.

De hecho, e-Commerce es parte de los elementos que integran el eBusiness. 

Tipos de e-Commerce

El comercio online ha ido evolucionando al mismo ritmo que la tecnología. Gracias a ello se han desarrollado diferentes tipos de e-commerce para satisfacer las diferentes necesidades de compradores y vendedores.

Marketplace

Sería el equivalente a un gran centro comercial; este tipo e e-commerce consiste en una plataforma que permite a múltiples vendedores ofrecer sus productos. El ejemplo más conocido es Amazon, seguido por Aliexpress, Alibaba y Facebook por citar algunos.

Programas de afiliados

En esta modalidad de e-commerce, la transacción comercial se realiza a través de un tercero que obtiene una comisión al concretarse una compra.

En este caso, el tercero crea un portal dedicado a promocionar determinados artículos y se redirige al comprador a la página del proveedor.

Es una forma de comercio electrónico muy popular porque para implementarla se requiere de una inversión mínima.

Suscripción

En esta modalidad de e-commerce, se recurre a la automatización de pagos; un usuario paga una cantidad periódica por contenidos, licencias o productos y servicios que compra con regularidad. Como ejemplos podemos citar Spotify, Netflix y servicios de telefonía celular.

Tienda online

Es el equivalente en digital de una tienda física; un vendedor ofrece sus productos y servicios a través de su propia página web. Muchas tiendas físicas cuentan con una tienda online para llegar a clientes fuera del área geográfica donde tienen operaciones.

Ventajas del eCommerce

El comercio electrónico cambió la manera de comprar y vender. La posibilidad de atravesar las fronteras ha permitido a muchas tiendas físicas y a personas ofrecer sus productos y servicios alrededor del mundo.

Si a eso le sumamos que funciona las 24 horas del día, ofrece flexibilidad, agilidad y comodidad tanto a vendedores como a compradores.

Para los vendedores es una gran oportunidad para fidelizar sus clientes gracias a la gran variedad de canales de comunicación disponibles que hacen que la interacción sea fluida y en tiempo real.

A los compradores les ofrece una manera de adquirir productos y servicios de forma simple y rápida. Antes de que existiese el eCommerce, si buscabas un artículo muy específico tenías que recorrer varias tiendas y a veces no era posible encontrar lo que querías.

Ahora, desde casa puedes explorar todas las opciones, comparar precios y elegir. Todo ello sin necesidad de salir a la calle en agotadoras misiones de búsqueda que muchas veces resultaban infructuosas.

Para muchos emprendedores es una alternativa para obtener ingresos extra, y promocionar sus productos y servicios con una inversión muy pequeña.

El eCommerce es una apuesta ganar-ganar que ha favorecido a millones de personas alrededor del mundo, creando infinidad de oportunidades de negocio. Al mismo tiempo que promueve un intercambio comercial amplio, ágil y seguro.

¿Como se lleva a cabo el comercio online?

A grandes rasgos, para poder entrar al mundo el e-commerce necesitas una tienda en línea bien estructurada:

  • Alojamiento, un dominio que identifique tu negocio y una web.
  • Una plataforma de comercio electrónico en la que puedas ofrecer tus productos.
  • Por supuesto, una amplia oferta de artículos, productos o servicios para ofrecer.
  • Tener uno o varios métodos de pago.
  • Un carrito de compras, donde se vayan guardando los productos que tu cliente selecciona.
  • Establecer con claridad la política de términos y condiciones y los métodos de devolución en caso de un envío defectuoso o equivocado.

La tienda online debe estar optimizada para lograr la mejor experiencia de usuario posible para que encuentre con rapidez lo que busca y pueda realizar el pago con facilidad y confianza.

Los productos deben contar con una descripción detallada; la descripción debe apoyarse en imágenes de buena calidad.

Además, debes contar con un sistema de distribución y envíos eficaz que entregue los productos con puntualidad. Puede ser un sistema propio o puedes hacer acuerdos con una de las empresas dedicadas a la entrega de encomiendas.

El e-commerce es una forma de promover tus productos y servicios que cada día te ofrece más facilidades. Sin embargo requiere de aprendizaje y disciplina como en cualquier actividad comercial o de negocios de las que conocemos hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *